PROBLEMÁTICA EN EL PARAJE Y RESERVA NATURAL DE PUNTA ENTINAS SABINAL

 

Grupo Ecologista Mediterráneo

Este espacio natural protegido está situado entre dos términos municipales, El Ejido y Roquetas de Mar, provincia de Almería.

Tanto su patrimonio natural como su patrimonio arquitectónico están a día de hoy en riesgo extremo de desaparición. Entre sus causas, podemos resumir, se encuentran la falta de respeto a la más mínima cultura conservacionista, tanto por parte de la administración que debiera ser garante de su protección conservación, como por parte de algunos de sus propietarios y algunos visitantes desaprensivos.
La administración, la Junta de Andalucía, y los respectivos ayuntamientos de El Ejido y Roquetas de Mar, en función de sus atribuciones, no responden a las constantes llamadas de atención de sus poblaciones, que no dudan en adherirse a las asociaciones conservacionistas en la lucha por mantener vivo este hermoso paisaje.
Los propietarios cometieron el error de invertir en una zona donde ya sabían de su protección legal, no habiendo acuerdo entre estos y las administraciones desde hace décadas, pero esto no justifica el abandono por parte de estas instituciones incluso de las zonas de titularidad pública o de uso público.
A falta del Plan de Ordenación de Recursos Naturales, que detallaría que usos sostenibles se pudieran desarrollar en este espacio, Plan dilatado en el tiempo incomprensiblemente, pero no imprescindible para vigilar y mantener como es debido este enclave natural. Pudiendo de una vez por todas diseñar con estacado y señalización básica cómo y por dónde acceder al paraje y reserva para visitas y baños, por los caminos que son públicos, estrechando éstos, y cerrando de una vez el laberíntico trazado de accesos piratas trazados por los 4x4, los tractorcitos de 4 ruedas, y motos, que están destrozando duna a duna retoño a retoño del paraje y la reserva.
Grupo Ecologista Mediterráneo
Otra gran amenaza que se ha convertido en agresión, es el acceso de maquinaria pesada de los ayuntamientos para la limpieza de la playa del paraje, con las siguientes graves consecuencias ya visibles: la colocación de grandes bidones a lo largo de toda la playa de Cerrillos para la basura, cuando ya ha sido abandonado este sistema en cualquier espacio europeo, motiva que se necesiten camiones y palas excavadoras pesadas para el transporte de unos residuos que se deberían de llevar los propios usuarios. Entrando a la playa estos vehículos no siempre por el lugar más adecuado. La mayor agresión ha supuesto el empleo de la maquina limpia playas que con un estrecho cedazo intenta llevarse todos los residuos de playa, naturales y no naturales, llevándose toneladas anuales de guijarros, gravas y arenas de todos los calibres envueltos en las matas de posidonia, perdiendo la playa cualquier asomo de naturalidad, como ya ha ocurrido en las llamadas playas urbanas. Problemática ésta debida a la más mínima coordinación entre ayuntamientos y Junta de Andalucía, y la falta de consulta a sus técnicos.
Recientemente también se han producido incendios, acaecidos por falta de mantenimiento de la banda vegetal que linda con la carretera, limpieza que se puede llevar a cabo siempre con el control debido por parte de su consejería correspondiente y diputación. Evitando accidentes de tráfico por falta de visibilidad, así como la posibilidad de incendios accidentales.
Otra amenaza grave es el intento de canalizar gas natural entre municipios, con la posibilidad de que su trazado y obras discurran por las proximidades de este espacio natural, debiendo estar las administraciones atentas para que no atraviesen ni pasen estas obras por este paraje, debiendo respetar una zona de amortiguación para no deteriorar más este delicado enclave.
Como elemento positivo hemos de destacar que la mayoría de los agricultores que cultivan cerca del paraje están muy concienciados con la protección del paraje, siendo la administración la que debería ponerse al día y echarse para adelante para normalizar este enclave, dotándolo del personal de vigilancia adecuado y no cayendo en la ridiculez de escatimar en festivos, o en su presupuesto anual para conservación y mantenimiento.

Grupo Ecologista Mediterráneo

 

615 29 14 34